lunes, 27 de abril de 2009

Como torturar a un hombre

Este Domingo fuimos a Martorell. Como puedo coger el coche solo en fin de semana, me apoderé de las llaves y me aposenté en el asiento del conductor sin preguntar. Hace poco que hemos alquilado un nuevo parking, que es más estrecho que el otro y más complicado de aparcar (tienes que entrar de culo, intentando esquivar las columnas, acertando en un espacio suuuuuuperestrecho). Así que salí bien de la plaza de parking (esto es fácil) pero no tan bien del parking...

Cuando encaraba la salida, fijándome en no darle a la parte de delante... ÑIEEEEECCCC...

Acababa de arrastrar la parte de atrás contra el muro...

- Ay, Dios, ayayayay...
- ¿Qué has hecho? Me has destrozado el coche - la voz de Marc subió varias octavas por la histeria.

Se bajó corriendo para ayudarme aunque al final se quedó atascado en "mehasdestrozadoelcoche", subiendo varios tonos hasta casi llegar a algo que solo los murciélagos escucharían. Genial. Que gran ayuda.

"Pensemos racionalmente. Si doy marcha atrás tal cual..." ÑIEEEECCCCC

Claro, si das marcha atrás tal cual, lo vuelves a rallar. El mismo trozo que has rallado al principio, así que si hubiera seguido con el plan, los daños no habrían sido tan bestias. Pero me asusté y bloqueé. "Mierda, a ver si girando" y de nuevo se volvía a escuchar ese maldito sonido que me acompaña en las pesadillas.

Ahí me quedé, haciendo arcos contra la pared un buen rato (venga para delante, no, no, para atrás... uy, parece que ya he llegado a rallar la puerta...) hasta que Marc se tranquilizó y comenzó a indicarme con alguna lógica. Cuando por fin (por fin) lo pude sacar de allí, aparqué donde pude y cogió el coche Marc (al grito de "mehasdestrozadoelcoche, novuelvesatocarloentuvida") y nos fuimos a Martorell.

Daños: rascada encima de la rueda, en la puerta, en el plástico de la puerta, en la manija y un pequeño trozo (más o menos del tamaño de una moneda de dos céntimos) lijado de tanto ir delante y detrás.

Una vez en Martorell...

Opción 1: Marc ralló el coche por el otro lado al aparcarlo y me echó la culpa a mí por haberle puesto nervioso

Opción 2: Mi hermano y la cuñada nos dijeron que estaban embarazados de 4 meses y que éramos los padrinos. Lo celebramos con una tortilla de patatas

Opción 3: En Martorell diluviaba tanto que, después del estrés del parking, decidimos volvernos a casa sin decir nada

Opción 4: Compartimos mesa con el estudiante irlandés que alojan mis padres y, pensándose que no entendíamos, nos puso a todos a parir

5 comentarios:

carmncitta dijo...

jajajaj qué show, sólo te ha faltado la foto xD jaja.

No sé, la opción de los embarazados mola, ya nos contarás que pasó, no?

muuuuaks

Anodyne dijo...

La opcion 1, sin duda xD

Chasky dijo...

Seguro que la opción 1.

Wendeling dijo...

Me quedo con la 3... no sé... intuición a la primera, seguro que me equivoco también a la primera xD

Besos de una maia (sin torturas).

Mary Lovecraft dijo...

No tengo ni idea! ¿la opción 1 puede ser??? vamos, para seguir en la línea más que nada :S

un besote guapa ya nos contarás ¡que nos dejas con la intriga!